INVESTIGACIÓN

Introducción al trabajo de investigación de FIBE.

Para nuestro fundador el desarrollo de un Tratado evolucionista de biología (historia natural de la acción y experiencia) responde a la necesidad objetiva de ordenar la enorme suma de datos experimentales biológicos inconexos para comprender el surgimiento de cada tipo de ser vivo en el proceso de la evolución.

Cada conquista evolutiva clave de un tipo de ser vivo deja una huella indeleble en su evolución ulterior, de modo que en todo ser vivo actual lo originario sigue operando como la base sobre la que se asienta lo que ha ido adquiriendo posteriormente. Así, el único modo de entender un tipo de ser vivo es: 1) por su proceso de origen desde el tipo de ser vivo inmediato anterior, pero 2) tal origen sólo puede deducirse por el estudio ordenado de los datos conocidos de los seres vivos actuales.

Explicar cada uno de los tipos de seres vivos que se ha ido diferenciando requiere poseer un orden cronológico de la aparición de los hechos descubiertos por las distintas ramas de la biología. La teoría de unidades de integración propone un método que permite razonar la sucesión en el tiempo de las conquistas evolutivas de los diferentes tipos de seres vivos. El sistema de trabajo de nuestra Fundación se basa, pues, 1) en los datos de la observación y de la experimentación biológicas, y 2) en el método de la teoría de unidades de nivel de integración como instrumento conceptual para razonar el orden de aparición de estos datos experimentales y, con ello, procurar una interpretación de cómo y por qué ventajas selectivas han ido surgiendo los distintos tipos de seres vivos en el proceso natural de la evolución.

Trabajo de investigación actual

En los dos últimos volúmenes del Tratado evolucionista de biología nuestro fundador dejó expuesta su interpretación del origen de la célula, de la naturaleza de toda célula y de la primera etapa de la evolución celular que culminó con una célula que desplegó el metabolismo común a todas las células actuales, la célula heterótrofa con metabolismo.

El trabajo que F. Cordón realizó sobre la célula primitiva con metabolismo consistió en: interpretar cómo todas y cada una de las proteínas metabólicas provocan sus transformaciones metabólicas; ofrecer una interpretación rigurosamente argumentada del despliegue del metabolismo celular a partir de un estudio comparado de las rutas de demolición; y razonar qué conjuntos de las proteínas de membrana debieron establecer los estímulos aferente y eferente y la unidad (experiencia) de la célula primitiva con metabolismo, los complejos de proteínas respiratorios y los complejos de proteínas de las ATPasas -conjuntos de proteínas de membrana que deben seguir coordinando, automatizadamente, el metabolismo de las células actuales-.

En este momento nuestra Fundación trabaja en deducir un modelo concreto de la organización estructural, de la actividad y de la coordinación de las proteínas del soma de la célula primitiva con metabolismo, que deben mantenerse -aunque automatizadas- en el sector metabólico de todas las células actuales.

Nuestro estudio se basa a) en los datos experimentales sobre el metabolismo celular y su regulación y b) en unas premisas concretas sobre la organización espacial de las proteínas somáticas, sobre su actividad coordinada y sobre los cambios de esta coordinación según las necesidades de la célula, premisas que se deben de cumplir en todas las etapas de la evolución de la célula primitiva con metabolismo y en el sector metabólico de todas las células actuales. Estos supuestos se refieren a:

1) La organización y actividad de las proteínas de membrana de los complejos respiratorios y de los complejos de las ATPasas.

2) La organización y actividad de las proteínas metabólicas citoplásmicas que establecen las rutas de demolición (y su relación con las proteínas de membrana correspondientes).

3) La organización y actividad de las proteínas metabólicas citoplásmicas que establecen las rutas de reserva (y su relación con las proteínas de membrana correspondientes).

4) El organelo motor de la célula primitiva con metabolismo que debió estar constituido por los conjuntos de las proteínas de membrana eferentes de los complejos respiratorios, de los complejos de las ATPasas y por las proteínas citoplásmicas de las rutas de demolición, éstas especializadas en crear un gradiente osmótico de moléculas residuales en el citoplasma que, al actualizarse, produjese la acción celular -una corriente de agua hacia la célula con moléculas alimenticias-. El organelo motor de la célula primitiva con metabolismo se debe mantener automatizado en las células procariontes y eucariontes actuales.

5) El organelo sensorial de la célula primitiva con metabolismo que debió estar constituido por los conjuntos de las proteínas de membrana aferentes de los complejos respiratorios, de los complejos de las ATPasas y por las proteínas citoplásmicas de las rutas de reserva, éstas especializadas en garantizar que la célula estableciese la acción que hubiese decidido realizar, cediendo o acumulando reserva, y que -mediante tal movimiento de reserva- reflejasen el estado del ambiente. El organelo sensorial de la célula primitiva con metabolismo se debe mantener automatizado en todas las células procariontes y eucariontes actuales.

Los supuestos de nuestro modelo sobre la organización espacial de las proteínas somáticas, sobre su actividad y sobre las variaciones de la intensidad de su actividad según la decisión, en cada pulsación, de la célula primitiva con metabolismo ante su ambiente debieron cumplirse en todas las etapas de la evolución de esta célula, y han de explicar la estructura, la actividad y los cambios de intensidad de los sectores metabólicos que se fueron desplegando en ella (el de los aminoácidos, el de los cuerpos cetónicos, el de los ácidos grasos, el del ciclo del cítrico, el de los azúcares, el de los triglicéridos, el del ciclo de las pentosas y el de la síntesis de coenzimas).

Puesto que pensamos que las diferenciaciones somáticas adquiridas por la célula primitiva con metabolismo se han mantenido en las células actuales, el interés de nuestro trabajo radica en que ha de proponer una interpretación concreta de cómo las células actuales establecen, en cada instante, los cambios de intensidad de su metabolismo automatizado, según sus necesidades variables.

De nuestro modelo razonado de la estructura, la actividad y la regulación del metabolismo celular han de deducirse nuevas relaciones de los hechos metabólicos conocidos, relaciones que han de ser susceptibles de ser verificadas experimentalmente.

Una vez contrastada nuestra interpretación de la célula primitiva con metabolismo tendremos una base sólida para iniciar el estudio de la célula autótrofa.

FIBE completará cada trabajo de investigación con la comunicación pública de sus resultados.