Glosario

En este glosario se incluyen las definiciones de los términos que cumplen la condición de ser empleados por F. Cordón con un significado concreto que difiere del habitual. El lector que lo consulte advertirá que, con frecuencia, la definición de un término conduce a la de otro. El objetivo del glosario es apoyar una interpretación exacta de los textos del autor.

Seleccione una letra: A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

P



Parte distal. Por el modo de representar las transformaciones en nuestros esquemas, llamamos distal a la porción del metabolito que resulta alterada en ellas. (La representación ha puesto de manifiesto el hecho notable de que a lo largo de sectores metabólicos todos los metabolitos sean transformados en partes distales homologas predecibles, lo que es una manifestación del orden supramolecular bajo el orden suprabasibiónico).

Parte proximal. Por correspondiente razón a la expuesta en la parte distal, llamamos proximal a la porción de una molécula de un metabolito que no es alterada en una transformación metabólica. (La fijeza de la porción proximal descubre que todos los metabolitos del metabolismo celular tengan partes proximales terminadas en carboxilo o en fosforilo o en coenzima A cada una de la cuales es propia de un sector metabólico y la inalterabilidad desde esta parte se extiende de modo estricto a una porción más o menos amplia de la molécula metabólica, todo lo que habla del orden suprabasibiónico del metabolismo celular).

Primordios de la acción y de la experiencia. (Véase Pulsación celular).

Proteína. (Véase Protoplásmico, individuo).

Protoplásmico, individuo. Ser vivo del primer nivel de integración (el directamente supramolecular) cuyos origen, naturaleza (acción y experiencia, medio y alimento, organismo y soma) y evolución son el objeto de este Volumen I.

Pulsación celular. Designamos por pulsación celular el despliegue temporal del proceso conjunto de la actividad asociativa de los basibiones del soma celular del que resulta cada acto elemental de su acción y de consiguiente experiencia celular, de modo que la sucesión eslabonada de pulsaciones constituye el fundamento basibiónico de la vida de una célula. En el despliegue temporal de una pulsación celular distinguimos dos fases alternativas, perfectamente coordinadas, a saber, la fase basibiónica a lo largo de la que se produce la actividad asociativa de los basibiones del soma celular y en la que cesa la genuina actividad celular y la fase celular en la que, sobre efectos integrados de la actividad basibiónica de la fase basibiónica, la célula se realiza secuencialmente con ligera imbricación en su acción y en su experiencia, con detención momentánea de la actividad basibiónica.

En la pulsación celular se distinguen sus momentos, a saber: a) el momento primero en el que se produce, en la vertiente interna del dinamismo celular, el primordio de la experiencia celular por la actividad de los basibiones de tipo (3) que van reproduciendo la experiencia celular ganada en la pulsación anterior, y, en la vertiente externa del dinamismo celular, el primordio de la acción celular por la actividad coordinada de los basibiones de tipo (1) y derivados (p. ej., los basibiones metabolizantes) conforme a la pauta, transferida de la vertiente interna a la externa, del estímulo celular eferente (que coajusta el primordio de la acción a lo indicado por el de la experiencia), estímulo realizado de consuno por los basibiones de tipo (4); b) el momento segundo, en el que, en la vertiente interna del dinamismo celular, prosigue la realización por los basibiones (3) del primordio de la experiencia pero cesa la transferencia de éste hacia la vertiente externa, esto es, se interrumpe el estímulo celular eferente y se completa rápidamente, en la vertiente externa, el primordio de la acción y éste es actualizado en la acción celular con su efecto hidrodinámico, el medio celular, y, asimismo, en este momento el conjunto de basibiones con función de ATPasa aferente transfiere al correspondiente conjunto de basibiones de tipo (2) un reflejo fiel del efecto real obtenido en el primordio de la acción celular que acaba de cumplirse, reflejo con el que y con la pauta del primordio de la experiencia, aún realizándose hasta el instante final del momento segundo, los basibiones (3) al unísono cesan en la vertiente interna de producir el primordio de la experiencia que es sustituido por el estímulo celular aferente en el que, así, están interfiriendo el efecto real obtenido en la pulsación y el esperado que refleja el primordio de la experiencia; c) el momento tercero de la pulsación celular, en el que cesa toda actividad asociativa basibiónica cooperante hacia la actividad celular, de modo que los basibiones de tipo (3), únicos que actuaban, abandonan, así, el campo de vectores de hidrogeniones que es el estímulo celular aferente y con ello se determina la brevísima fase celular, en la que se realiza la experiencia celular (con su cuánto de conciencia j de libertad) en que consiste la unidad de integración supra basibiónica que resulta y guía toda la actividad basibiónica producida en la fase basibiónica alternativa; d) el momento cuarto, en el que los basibiones de tipo (3) y los de tipo (4) atienden a la inflexión autónoma del campo de vectores en la que consiste la experiencia celular y la toman como pauta para iniciar el momento primero de la siguiente pulsación: los primeros con la reproducción de ella como primordio de la experiencia celular y los segundos con la producción del estímulo celular eferente.

Punctual. Lo que tiene la naturaleza o propiedad de un punto. En la Parte Segunda, en particular, se refiere a la influencia de un basibión sobre un determinado punto de uno de los campos moleculares unitarios (primordio de la experiencia, primordio de la acción, estímulo celular aferente) o, inversamente, a la percepción de un vector unitario de estos campos por un basibión para efectuar una correspondiente transferencia punctual proporcional a lo percibido.