Glosario

En este glosario se incluyen las definiciones de los términos que cumplen la condición de ser empleados por F. Cordón con un significado concreto que difiere del habitual. El lector que lo consulte advertirá que, con frecuencia, la definición de un término conduce a la de otro. El objetivo del glosario es apoyar una interpretación exacta de los textos del autor.

Seleccione una letra: A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

C

Célula. Ser vivo del segundo nivel de integración (el directamente supra protoplásmico), cuyos origen, naturaleza (acción y experiencia, medio, alimento, organismo y soma) y evolución son el objeto del volumen II de esta obra.

Coenzima. Es un metabolito en sentido lato, esto es, una molécula sometida en la coordinación del metabolismo celular a un basibión metabolizante pero con la particularidad, que los distingue de los metabolitos en sentido estricto, de que el producto que resulta de la transformación es llevado, por el mismo o por otro basibión, a intervenir en otra transformación metabólica de la que resulta la molécula inicial, de modo que los coenzimas se aplican regularmente en el metabolismo celular sin consumirse.

Coenzima basibiónico. Es el tipo de coenzima que permanece adscrito a un mismo basibión que gobierna alternativamente las dos transformaciones, una, del coenzima en un producto ligeramente distinto y, otra, de este producto en el coenzima inicial estas dos moléculas se consideran formas del coenzima. (Este tipo de coenzimas se dio ya en el metabolismo basibiónico que se desplegó en la evolución de los basibiones heterótrofos originarios).

Coenzima celular. A diferencia de los basibiónicos, los coenzimas celulares son transformados de una forma en la otra por un basibión metabolizante, y, de ésta en aquélla, por otro basibión metabolizante que pertenece a una ruta distinta y de signo contrario que la del primero, de modo que una forma del coenzima ha de ser transportada en el soma celular, de un ámbito hídrico a otro (por vía hidrodinámica en el momento segundo de la pulsación), en tanto que la otra forma ha de serlo en sentido contrario. (Es obvio que los coenzimas celulares desempeñan un papel importante en la coordinación del metabolismo celular y en el modelamiento mismo del soma celular efector de la acción celular de cuyo efecto hidrodinámico dependen).

Conciencia (cuanto de). Es la capacidad de un organismo de percibir la influencia del estímulo incidente (de la misma naturaleza de él) y la repercusión que la respuesta tanteada determina sobre la propia conservación. El cuanto de conciencia de todo organismo implica, pues, un cuanto de libertad de él. Estos dos cuantos complementarios (que miden la acción y experiencia de todo ser vivo) exigen la posesión a su nivel de sus correspondientes cuantos de conciencia y libertad de los seres vivos constituyentes del soma del primero (definidos por una acción y experiencia elemental respecto a la del nivel considerado).

Cuánto de conciencia y de libertad celular. Estos cuántos se apoyan en la peculiar naturaleza física del campo abandonado a sí de vectores de hidrogeniones propia del estímulo celular aferente en el que se contrastan por mediación de la acción y del medio celulares dos estados sucesivos del ambiente trófico celular, lo que determina una inflexión instantánea del campo antes de desaparecer, inflexión en la que los hechos parecen exigir que en ella se manifieste, a nivel celular, una cualidad definidora de las unidades de integración de todo nivel (al menos de las de los biológicos), cualidad que diferencia cualitativamente la unidad, no sólo del conjunto de las unidades del nivel inmediato inferior, sino del efecto unitario de la actividad asociativa de ellos gobernada por tal unidad alta. En concreto, la unidad de integración celular se realiza y sólo se realiza en la substantivación de tal inflexión del campo autónomo del estímulo celular aferente en un cuánto de conciencia (de toma de noticia del contraste entre lo conseguido y lo esperado en la pulsación que acaba de realizarse) y un cuánto de libertad (del tanteo de verificar la inmediata pulsación de modo que la acción se produzca conforme a experiencia). Se denomina cuánto por constituir la unidad indivisible de actividad en que se realiza la unidad de integración (en nuestro caso la célula).

El modo de coordinarse espaciotemporalmente la actividad asociativa de los basibiones que operan en las dos vertientes del dinamismo celular que culmina en el estímulo celular aferente, permite que los cuántos de conciencia sucesivos se compongan por el de libertad, lo que permite que subjetivamente la célula salve la enorme solución de continuidad entre cada par de cuántos de conciencia y libertad propio de dos pulsaciones sucesivas, con lo que la célula pueda sentirse realizada como una sucesión coherente de contenidos de conciencia celulares. (Véase también Pulsación celular).

Cuerpo. Es el conjunto de seres vivos de nivel inferior constituyentes de una asociación, y que, por tanto, (1) cooperan unos con otros más o menos íntimamente en favor del trofismo común (y, en su caso, del general de la asociación) y que han llegado a ser necesariamente interdependientes de modo que no pueden ya vivir aislados, pero que (2) no constituyen un soma, esto es, un todo cooperante en acciones conjuntas guiadas por un organismo de nivel superior a ellos. (Las asociaciones de moléculas, las asociaciones de individuos protoplásmicos y las de células (como los vegetales) forman un cuerpo, a diferencia de los individuos protoplásmicos, las células y los animales que constituyen un soma (contrapuesto a un organismo) del correspondiente nivel).